XXI Maratón de San Sebastián

La fascitis plantar que arrastraba desde el mes de enero me hizo descansar desde la finalización de la maratón de Madrid. Durante el verano, para no estar parado, anduve bastante con la bicicleta. Viendo que el tiempo se me echaba encima, empecé a entrenar a finales de agosto, siguiendo el plan de Han Higdon de 18 semanas para principiantes. Cuando empecé ya llevaba cuatro semanas de retraso…

Intenté seguir el plan utilizando un pulsómetro Polar modelo SmartEdge, por lo que corrí varias carreras para intentar conocer qué pulsaciones debían ser las correctas a la hora de hacer la maratón.

Carrera Fecha Distancia Tiempo Puntos
V Media Maratón de Alcorcón 25/10/98 21,097 1:42:41 342,15
XXII Media Maratón de Moratalaz 8/11/98 18,5 1:23:15 416,69

La XXI edición de la maratón de San Sebastián se celebró el 29 de noviembre de 1998. Hasta Donostia nos desplazamos tres componentes de MaraTI+D: Jesús C., Josetxu y un servidor. Conmigo se vino Marisa, Eva y Rocío que tenía muchas ganas de conocer la ciudad. Fue un fin de semana para olvidar: en el camino de ida nos pusieron una multa por no haber pasado la ITV, la comida de la pasta era una verdadera basura, el tiempo era horroroso antes, durante y después de la carrera, no dormí bien la noche del sábado por la niña y el hotel estaba lejos de la llegada, lo que obligó a darnos un largo paseo bajo la lluvia después de la carrera. Una maravilla, vamos.

Pero no todo fue negativo. La ciudad es muy bonita, las tapas estaban muy bien y el hotel era muy majo: Hotel San Sebastián, en la Avda. de Zumalacárregui con un desayuno buffet extraordinario.

En lo meramente deportivo tampoco pude realizar mi objetivo que era, como siempre, bajar de las tres horas y media. Tampoco pude mejorar mi marca personal. Ya antes de comenzar la carrera, en el camino hacia la salida me empapé de lo lindo. A la hora de salir no llovió, pero al poco comenzó de nuevo y estuvo largo rato, incluso llegó a granizar fuertemente durante algún tiempo.

Pero no sólo la lluvia se animó a “participar” en esta prueba. El viento era implacable sobre todo en la zona de la playa de La Concha. Nada más salir formamos un grupo Josetxu, su amigo Javier y yo. Jesús quería bajar de 3h15 y salió como un rayo directo a su objetivo.

Dado que Josetxu llegó muy justito no quería ir más deprisa de 5 min/km. Al poco de pasar la granizada llegamos a la media maratón con un tiempo de 1:44:57, o sea, a 5 min/km exactos. Estuvimos esperando y animando a Josetxu desde el km 20 pero en el 25 petó de manera bárbara y se puso a andar.

Hasta el km 30 aguanté con Javier, pero luego me marché en solitario. Sobre el 33 me adelantó un grupeto comandado por una mujer de Mataró al que me acoplé y me mantuve con uñas y dientes hasta meta. Llegué a la línea de meta con un tiempo de 3:35:59 según mi reloj. En el diploma que me mandó la organización el tiempo oficial era de 3:35:36, que habrá que dar por bueno.

La línea de meta estaba desolada: el reloj y las vallas se habían caído por el aire, no se veía la línea de meta. Aquello era un pequeño desastre. Jesús llevaba ya veinte minutos esperando y estaba aterido de frío sin poder cambiarse. Hizo una impresionante marca de 3:13:14. Josetxu se agenció un chubasquero y marchaba tranquilamente. Al final hizo un tiempo de 4h20.

Llegada Donostia 1998
Llegando a meta castigado por la lluvia y el frío

En la zona de meta pasamos bastante frío hasta que localizamos al amigo que tenía las llaves del coche donde habíamos dejado la ropa, ¡menos mal al té caliente! Al volver para Madrid: lluvia, nieve. Lo dicho, un fin de semana para olvidar.

Esta entrada fue publicada en Maratones. Guarda el enlace permanente.